miércoles, 29 de julio de 2009

El dinosaurio era yo

Me hubiera gustado formar parte en lo emocional del concierto de ayer de Bruce Springsteen en Sevilla, pero es que ya sabéis que no es muy de mi estilo.
Hay que reconocerle al menos que el tío es un atleta, pues se pasó 3 horas de reloj, saltando como un poseso, sin parar un solo segundo. Y el tío estaba totalmente sobrio. De hecho finalizó el concierto con un no a las drogas.
Supo meterse a la gente en el bolsillo desde el comienzo cuando con el escenario todavía apagado, salió uno de los guitarras(el que está a la izquierda en la foto, que seguro que alguien super fan me dice que es alguien super importante que le dio a no se qué disco, no se qué sonido especial) tocando con un acordeón "Sevilla tiene un color especial"...increible!
Entre el publico había una amalgama de edades comprendidas entre los 12 (niños con sus padres) hasta los 60 años...y todos cantando todas las letras de memoria. Tengo una pregunta...¿quién le ha dicho a los calvos que hoy era el día de ponerse un pañuelo en la cabeza? Debe ser una seña de identidad de los fans de Bruce Springsteen.
Al sonido le faltó algo de potencia, eso es lo único de lo que podemos quejarnos, porque se dedicó a enganchar tema tras tema de una manera super entregada. No había finalizado un tema cuando ya estaba con su clásico "ONE, TWO, THREE, FOUR!!" Así, una y otra vez...
Ciertamente, se dió un auténtico baño de multitudes, quizás porque es consciente de que en unos años el físico no le acompañará y no podrá estar entregado de la misma manera.
Entre las anécdotas, mi preferida es cuando se acercó a un fan y éste le dio un platano...Bruce se lo puso en la oreja, y me recordó al chiste de"Perdona pero no te oigo porque tengo un platano en la oreja".
En definitiva, un auténtico concierto de rock and roll, con los tópicos y las poses típicas, y en el que las 20.000 personas aproximadas que nos reunimos a darle una bofetada sorda al Ayuntamiento de Sevilla, para que de mas conciertos de este tipo, disfrutamos de lo lindo en un show en el que el Boss(toma tópico!!), fue el que mas disfrutó.

4 comentarios:

  1. Impresionante, la vitalidad de este tio es enorme...Fuerza Pura, al mas estilo boss.

    No necesita fuegos artificiales, ni humo , ni nada de eso... solo dos pantallas laterales y un poco de luz, el verdadero espectaculo es el y sus incansables 3 horas sin parar de tocar, sus compromiso con el publico y con el mismo.

    No podemos dejar de comentar la pedazo de banda que tiene detras, fiel a la indetidad rokera del boss, si duda es el complemento ideal.

    Me encanto el concierto, dudo vea un directo en muchos años mejor de lo que vi ayer...

    los bises lo bordo, Dancing in the dark y born to run.

    por cirto ayer a mitad de concierto, a raiz de el tema del niño comenze a darle vueltas al coco y ahi dejo la pregunta: Que cojones de grupo vera mi hijo cuando tenga 30 años..., este tipo de musicos/bandas desaparencen y no hay sustitutos.

    Mientras lo encontramos, seguiremos trabajando en un sueño...

    ResponderEliminar
  2. Si amigo, la banda era muy buena.....pero eran incapaces de seguir el ritmo de Bruce S. El Boss los reventaba a todos.

    ResponderEliminar
  3. Un acordeón tocando Sevilla tiene un color Especial??!! Será mentira no?? Pero hasta en este tipo de conciertos tiene que estar presente el Prepotente Folklore Hortera Sevillano?? Es como si en un concierto de FatBoy Slim al tío le dá por samplear en directo una Rumba de Raya Real!! Que Veneno...!! Y acerca de que verán los niños dentro de 30 años me inclino que algo relacionado con la Electrónica...cuando estos mitos mueran, los cuales son fieles a sus aorígenes, nada escapará de incluir algunas gotas de Electrónica. Es mi punto de vista tras ver las conversiones que tanto artistas, festivales, conciertos, etc... están llevando a cabo para dar cabida a un género que en el pasado ya era el futuro.

    ResponderEliminar
  4. Buen argumento, Carlos. Apuesto por tu caballo.

    ResponderEliminar