martes, 25 de agosto de 2009

The Beach Boys



Este fin de semana encontré un joya. Compré la edición que en 1990 editó Capitol con dos de los discos mas controvertidos de Beach Boys: Smiley Smile y Wild Honey, ambos discos de 1967.





Después del fantástico Pet Sounds, uno de mis discos favoritos de todos los tiempos, se abrió una brecha entre Brian Wilson y el resto del grupo a consecuencia del consumo excesivo de LSD. Las grabaciones vocales eran damasiado repetitivas para el grupo y las consideraban incoherentes. Durante la grabación del que iba a ser su disco mas ambicioso(Smile), Brian iba conduciendo su coche cuando escuchó en la radio el Sargent Peppers de los Beatles. Paró en la cuneta y comenzó a llorar y decidió no publicar Smile. Si su disco Pet Sounds había sido una respuesta genial al Rubber Soul, no se veía capaz de superar la belleza del nuevo trabajo de los de Liverpool.


Un año mas tarde, grabó algunas versiones de las canciones que originariamente iban a conformar Smile, y Good Vibration(originariamente del disco Pet Sounds).


El resultado fue catalogado como conservador, y mas aún cuando publicaron antes del festival de Monterrey Wild Honey, un disco mas directo y menos producido que el anterior.


El tiempo ha hecho que estos discos sean vistos con otra perspectiva, y que adquieran su peso real de álbumes excepcionales.


2 comentarios:

  1. "Paró en la cuneta y comenzó a llorar y decidió no publicar Smile".

    Hala, así de fácil se resume la suspensión de un tremendo disco como el Smile jajaja Seguro que esa frase está sacada de algún disco de los Beatles.
    Seamos serios, cualquiera que conozca un poco la historia del grupo sabe o intuye el cúmulo de circunstancias que llevó a que Brian perdiera el norte y poco o nada tiene que ver con otros grupos (de hecho Sgt. Pepeer's no superó a Pet Sounds musicalmente hablando).

    Cierto que el tiempo está poniendo los discos post-Pet Sounds en su sitio.

    Buen blog.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Ese detalle es la enecdota, si te fijas, antes hablo de esos problemas a los que tú te refieres y que sin duda son el motivo real de la no publicación de ese genial album.
    Celebro que opines que el Pet Sound es un discazo, porque creo que no está lo suficientemente valorado incluso por los consumidores habituales de música.
    Me alegro de que te guste el blog.

    ResponderEliminar