martes, 15 de septiembre de 2009

South Pop Festival Isla Cristina - Memory of a free festival (parte2ª)

Sábado 12/09:

- El sábado no quise perderme nada, así que empecé temprano con Tannhäuser. Esta banda sevillana fue la última incorporación al cartel, en sustitución de Mary Jane(& the guitar).
Me habían hablado muy bien de este grupo y cuál fue mi sorpresa al verlos, pues son una banda que había visto en los últimos 12 o 13 años en diversas formaciones.
Todavía tengo grabado en la memoria un concierto bajo el nombre de Lamberto´s Band en la Alameda de Sevilla, versionando el "Common People" de Pulp, con Paco Campano pisando la guitarra, arrancándole sonidos estridentes. Pues bien, todo el amateurismo de aquella época, ha quedado sustituido por una profesionalidad que sobrecoge.
Tannhäuser suenan a emoción...y consiguieron emocionarme.
Quizás disfrutaron de demasiado poco tiempo para demostrar toda su valía.

- Sin apenas tiempo de recuperación, sufrimos otro desgarro emocional con el show escénico de David Thomas Broughton, un artista en el sentido mas amplio de la palabra. Llenó el escenario con sus voces tan personalísimas, chirridos y compases , desagradables a veces, pero consiguiendo siempre la complicidad con un espectador, que al principio no sabia si tomarse en serio un espectáculo tan irreverente, y que poco a poco tuvo que rendirse ante la evidencia de enfrentarse a un músico capaz de exorcizar sus demonios atraves de sus composiciones "on stage". Espectacular su carrera entre el público y por las gradas del auditorio. Por un momento pensé que iba a caerse. ¡Excitante!

- La siguiente formación fue Klaus & Kinski. Me parecieron una buena banda en lo interpretativo, pero con una fórmula fácilmente agotable en lo compositivo. Disfrutables pero no impactantes. Áún así, hubo buenos momentos en su concierto.

- Les siguió Micah P. Hinson, con el que el público estaba tremendamente entregado, si bien a él se le veía bastante nervioso e incomodo. Creo que poner en el mismo día a dos artistas tan intimistas y con un discurso en el que no utilizan a ninguna banda como intrumento de tranmisión del mismo, es bastante arriesgado. Me gustó, pero creo que podría haberlo disfrutado más.


- Y llegó el turno de Los Punsetes. Para mi fue el concierto con mayúsculas del sábado. Con una banda muy curtida, y unos temas que se pueden convertir en himnos de una generación, Los Punsetes van a ser de los grandes en muy poco tiempo. Su puesta en escena es genial, con una Ariadna que se comporta como una autómata, mirando al infinito sin mostrar el mas leve atisbo de emoción...por mas que se lo pidiera su público. Francamente, ¡¡¡geniales!!!

- El último concierto fue el de We Are Standard, aunque no es un estilo de música que me transmita mucho, hay que reconocer que fue un acierto ponerlos a esa hora, repartiendo buenas vibraciones y ganas de bailar entre un público más que entregado. Con un show tan impactante y con el sentimiento melancólico de fin de fiesta que se respiraba ya en el ambiente, se metieron al público en el bolsillo desde el comienzo, y en consecuencia también la banda disfrutó sobremanera, y eso se nota en un concierto.
- Solo nos quedaba la carpa dance para finalizar el festival, donde esa noche pinchaban Pin & Pon DJ. Tengo que reconocer que nunca he disfrutado tanto con una sesión de DJ. Uno tras otro, desfilaban exitos de toda la vida, Morrisey, Los Planetas, Family, Primal Scream, The Beatles, The Beach Boys....con una técnica buenísima que nos mantuvo a todos bailando hasta las 06:00, momento en el que los acordes de Creep de Radiohead, no despidieron hasta el año que viene.
Isla Cristina, gracias y ¡¡hasta pronto!!

1 comentario:

  1. Vi a we are standar en el sonorama2007 y en el fib 09 la verdad es que me gustaron mucho.

    ResponderEliminar