viernes, 27 de noviembre de 2009

Ken Stringfellow en la sala Obbio


No, el de ayer no fue un concierto normal. No es normal que el concierto esté anunciado para las 21:30 y a esa hora llegue el artista al local y solo haya cinco personas. Tampoco es normal que siendo Ken Stringfellow un artista de talla internacional se moleste en saludarnos con la mirada y con un tímido gesto de la mano, a las cinco personas que en ese momento estamos en la sala. Treinta minutos mas tarde, y ante menos de treinta personas, comenzaría el show, no sin antes avisarnos: "Si queréis ver un buen show, este es el sitio de esta ciudad donde debeis estar ahora". Pues Ken, amigo, debe de haber al menos unas quinientas personas que no se han enterado de eso...ellos se lo pierden.

El show que decidió dar Stringfellow fue un auténtico regalo para los asistentes. Canciones desnudas, solo con su guitarra sin apenas efectos y bajándose del escenario, mirándo a los ojos a todos y cada uno de los fans, nos regaló tres horas de concierto inolvidable, en el que paseándose entre nosotros tuvieron cabida canciones de los Posies, como "Please return it", "Dream all day" o "Everybody is a fucking liar"( esta última al teclado, con un dramatismo desgarrador), canciones de su carrera en solitario, como "Any love", "Sparrow" o "Je vous en Prie" y versiones como el "Like a virgin" de Madonna, o el "Moon River" con el que finalizó el concierto. También hubo guiños a Metallica(si habeis leído bien) y a Lemonheads.

Ken buscó la complicidad de los asistentes en todo momento, contando anécdotas y en mas de una ocasión se paró delante de una chica a hacerla protagonista de la canción que estaba tocando.

Ken cantó al móvil de una de las asistentes, que había llamado a algún fan que no habría podido venir. ¿Os imaginais la cara de ese fan en su casa, al descolgar el teléfono y oir a Ken Stringfellow cantándole?

Entre el público se encontraba Dani Llamas de los G.A.S. Drummers, y en varias canciones se atrevió a hacerle coros a Ken. Un momento realmente precioso.


Definitivamente, el de ayer no fue un concierto normal. El de ayer fue un regalo cargado de emotividad de Stringfellow a los pocos asistentes, para que la próxima vez no faltes, y no tengan que contártelo.


7 comentarios:

  1. Una bonita crónica, sí señor... por cierto ¿tú estás seguro que tocó ''dream all day''? Por que yo se la iba a pedir y todo pero el recato me lo impidió

    ResponderEliminar
  2. Yes Antonio, es una de mis canciones favoritas. A lo mejor coincidió con un momento en que fuiste al baño o fuiste a pedir algo, no se. De todas formas fueron tres horas muy intensas.

    ResponderEliminar
  3. Es que jueves es día de semana y la gente trabaja. Eso o que nadie se enteró. De todas maneras mejor para vosotros! Lo importante no es la cantidad sino la calidad.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Bueno, yo curraba, y el sacrificio viendo el resultado, no fué tal.

    Buena crónica por cierto.

    ResponderEliminar
  5. No tocó "dream all day" porque es de John Auer, no suele hacer temas de su compañero.

    ResponderEliminar
  6. Ok, disculpad el desliz. Estaba convencido, pero si mas de uno lo dice...

    ResponderEliminar
  7. No es de Auer. Es de Auer y Stringfellow.

    http://www.allmusic.com/cg/amg.dll?p=amg&sql=10:kvfqxq8gldte

    ResponderEliminar