viernes, 26 de febrero de 2010

Anni B. Sweet - Sala Obbio

Hace unos meses fuí a Málaga al ciclo de La Música Contada a ver a Alejandro Díez(Cooper y ex-Los Flechazos). Uno de los encantos de ese evento es el diálogo que después del concierto se puede establecer con el artista. Pues bien, una de las preguntas del público asistente fue cuál era, desde su punto de vista, el mejor artista del panorama musical actual en el indie nacional. Alex respondió: "Siempre estarán los We Are Standard de turno que quieren comerse el mundo, pero para mi la mejor artista actual es Anni B. Sweet". Con esa recomendación de semejante músico, ayer el concierto de la Sala Obbio era cita obligada. Lo curioso es que en el plazo de una semana, tanto We Are Standard como Anni B. Sweet han actuado en Sevilla, y hemos podido comparar por nosotros mismos.



Obbio se engalanó para el evento. Detalles que denotan que Miguel cuida a su gente: el nombre de la artista en letras enormes sobre el escenario, pantalla gigante sobre la que se proyecta el concierto para que se pudiera ver desde todos los ángulos de una mas que abarrotada sala...y al finalizar el concierto se reparten fresas entre el público. Una delicia.


Hacía pocos meses desde la última visita de Anni B. Sweet a Sevilla, en la Sala Malandar para ser exactos. Si a eso le unes lo intimista de su discurso, realmente lo de ayer fue una apuesta arriesgada. Supongo que el hecho de que Ana se haya convertido en una habitual del programa de Joaquin Petit, "Las mil y una noches" dio alas a muchos no habituales de la Sala Obbio a venir al concierto, y tal como se pusieron las cosas (la cola era interminable), era para considerarse mas que afortunado al conseguir entrar.


Ana vino sin banda, solo su voz y su acústica fueron los protagonistas del concierto. Su voz, su acústica y su simpatía, pues a pesar de la fama de seria(creo que le pesa demasiado la comparación con Russian Red, pero nada que ver la actitud de una y otra), se metió al público en el bolsillo desde el inicio con constantes bromas, e interactuando constantemente con los asistentes. "Motorway", "Lalala", "Burnt", su revisión del "Take on me" de A-Ha, con toda la sala haciendo los coros en un momento mágico, fueron algunas de las canciones seleccionadas. El momento más bonito fue sin duda cuando cantó "En mi moqueta azul", preciosa canción en castellano que nos puso los pelos de punta a todos.

Cuando terminó su set el público le pidió un bis, a lo que ella sonriendo contestó que tenía que tocarlo obligatoriamente porque le resultaría imposible llegar a la salida con tanto público ocupando todo el espacio. Realmente la malagueña mostró su cara mas divertida y se le notaba muy cómoda.
Después del concierto estuvo por la sala hablando con sus fans y haciéndose las fotos de rigor, siempre muy amable con todos.


La semana que viene, más. Francisco Nixon visita la Sala Obbio. Espero ver la sala llena de erasmus borrachas...

1 comentario:

  1. Aquí estuvo en acústico y gratis, pero no fui. Viene al SOS y no sé si la veré.

    Febrero espectacular!!

    ResponderEliminar