sábado, 27 de marzo de 2010

South Pop Sevilla 2010

-El jueves 25 de marzo arrancó el South Pop 2010 con la fiesta de inauguración en la Sala Malandar, en forma de conciertos gratuitos para aquellos que tuvieran al menos la entrada de uno de los días. Y es que con la crisis, la organización tiene que hacer auténticos malabares para obtener respuesta de la gente. A pesar de que los artistas elegidos para la inauguración fueron Anntona y Charades, la respuesta de asistencia fue muy pobre, no llegando a 150 personas en la sala. Anntona, respondió plenamente a las espectativas creadas, tocando temas de sus dos álbumes("Anntona es buena persona" y "En la cama con Anntona"), y alguna versión(Cecilia y Elvis Crespo) en un concierto dividido en tres partes claramente diferenciadas, una primera próxima al karaoke con guitarra acústica y bases programadas, en la que bromeó con nosotros diciendo que incluso los solos de guitarra estaban grabados, una segunda en la que Marina de Klaus and Kinski, puso su delicada voz a las sarcásticas letras de Manu Sánchez, y una tercera mas rockera con guitarra eléctrica. Concierto muy divertido, en el que se le vio muy cómodo. Todo lo contrario que con Charades, que con su indie de raices africanas y con sus estribillos vocálicos, aburrieron bastante a los asistentes. La fiesta continuó con la pinchada de Anntona en la Sala Obbio.

-El viernes 26 de marzo dio el auténtico pistoletazo de salida al festival, con los conciertos en el Teatro Alameda. En otro alarde de imaginación, la organización decidió bajar los precios de la entrada del segundo día a aquellos que ya tuvieran la del primero. Klaus and Kinski presentaban su segundo disco ante una audiencia que les tiene mucho cariño y que ya disfrutó de su presencia el año pasado, en el festival hermano de Isla Cristina, si bien el concierto de Sevilla superó a aquel tanto en sonido como en intensidad. Las canciones del disco nuevo mantienen la línea shoegazer de su antecesor y nos descubren a Alejandro como un gran guitarrista. También hubo sitio en el repertorio para canciones de su primer disco como "Rocanrolear" o "El Cristo del perdón". Marina se despidió invitándonos a su pinchada en Obbio, diciendonos que pincharía "Womanizer" de Britney Spears, ante el delirio del público...pero antes de que finalizara la velada volveríamos a verlos en una situación muy divertida...
Sr. Chinarro jugaba en casa por partida doble, primero por tocar en su ciudad ante un público entregado de antemano y después porque para esta vez, el repertorio escogido era el de sus primeros discos, que según sus propias palabras eran "canciones frágiles y misteriosas, aunque un poco apalancadas". "Su mapa mundi, gracias", "Quiromántico", "Cero en gimnasia", "Farolillo rojo"...fueron algunas de las canciones que la banda tocó acompañado de un violonchelo, y que hicieron retroceder 15 años al público, a los comienzos de uno de los personajes mas representativos del indie español. A pesar de todo a Antonio Luque se le notaba intranquilo, casi nervioso al hablar, lo que motivó que los fans le cantaran: "¡Antonio relajaté!", en un momento muy emotivo. Luque nos conquistó a todos.
Lacrosse fueron la auténtica sorpresa de la noche. Creo que casi nadie esperaba nada de ellos, pero provocaron una delirante concierto, con el público saltando y bailando sin parar, ante estos suecos que se entregaron al máximo con su pop celebrativo, sin pretensiones pero altamente adictivos, sudando como solo los suecos saben sudar en Andalucía. Seis personas sobre el escenario daban contundencia al sonido, que por otra parte fue bastante malo, y con unos teclados realmente mágicos.¡¡Por fin alguien que sabe tocar perfectamente los teclados en directo!!. Un amigo bailarín del grupo, aunque permitidme que con semejante tonelaje lo ponga en duda, hizo las delicias del público que bailaba imitando sus movimientos. En uno de los momentos de la noche Marina y Alejandro de Klaus and Kinski subieron al escenario durante la actuación de Lacrosse, con toallas alrededor del cuello simulando capas, y bromeando con el público.
Y para finalizar, el dúo germano francés Stereo-Total y su inclasificable y ecléptico sonido electrónico. Al contrario que con Lacrosse, de este dúo si se esperaba bastante, pero a mi no consiguieron engancharme a pesar de que con sus bromas y su divertida imagen conectaron rápidamente con el público. Adolecen de un repertorio bastante flojo, por mucho que lo intenten completar con versiones de grupos españoles, como "Voy a ser mamá" de Almodóvar y MacNamara o "No controles", de Olé Olé. Al final se vivió un momento de catarsis colectiva, con el público subido sobre el escenario bailando con Stereo-Total.
La pinchada que a posteriori dieron Klaus and Kinski en Obbio fue de lo mejor que he escuhado en esa sala y eso que a Obbio vienen algunos de los mas destacados DJ´s del país.

- El sábado 27 de marzo continuó con los conciertos en el Teatro Alameda. La jornada comenzó un poco rara con Nito Niko. Muy poca gente se congregaba en el teatro cuando comenzó su actuación, así que el concierto comenzó bastante frío. Su pop de sonido eurovisivo no convenció a casi nadie, a pesar de las coreografías de Juanjo y Ahina. No obstante, hay que decir que su pinchada la noche anterior en Obbio según Miguel, responsable de la sala, fue espectacular.
La actuación de Exsonvaldes fue sencillamente perfecta, para mi la mejor del festival. La banda parisina practica un power pop similar a los clásicos del estilo, a aquellos que han escrito con letras mayúsculas su nombre en la historia del power pop, como Alex Chilton, Jon Auer o Ken Stringfellow. Melodías perfectas acompañadas de una voz frágil, que casi se arrastra al borde del llanto. Elegantes en la interpretación, solo con guitarras acústicas, realizaron un par de interpretaciones desenchufados, realmente sobrecogedoras. Al final del concierto, cuando interpretaban "Near the edge of something beautiful" hicieron una pausa de casi 30 sg, adoptando los cuatro miembros de la banda, la pose de un robot al que había desconectado, para volver a "conectarse" los cuatro a la vez, en un final de una intensidad emocional apoteósica, acompañados de los vitores del público. Anoten el nombre, porque el directo de estos franceses es de lo mejor que ha pasado por Sevilla en años.

Los Punsetes eran el grupo más esperado del sábado. A pesar de que el sonido no fue muy bueno y que la ecualización hacía que la voz de Ariadna sonara mas alta que las guitarras, los fans de Los Punsetes quedamos mas que contentos con el concierto. Canciones que con un par de años de antigüedad se han convertido ya en clásicos modernos, como "Dos Policías" o "Fondo de armario", y de nuevo cuño coreadas por todos como "Tus amigos" o "De moda", me recuerdan toda la polvareda que levantaron los dos primeros discos de aquel fenómeno que fue el comienzo de Los Planetas. Actitud, canciones y ahora, un buen directo. Los Punsetes los tienen todo, y es que "...no te preocupes, vas a ponerte de moda, haciendo exactamente eso que haces tú...".



Los canadiendes The Hidden Cameras y su pop sofisticado, fueron los encargados de continuar la jornada. La banda de Joel Gibb, con ese deje que tanto me recuerda a Paul Heaton de The Housemartins, presentaban su nuevo disco "Origin:Orphan" y con sus letras explicitamente sexuales, subieron la temperatura del teatro. Interacción con el público, gritos apasionados y bailes sudorosos acompañan a su pop sinfónico, en un show impactante. Mas que correctos.
Zombie Zombie, en un espectáculo pretencioso y monótono de electrónica krautrock con sintetizadores y batería, pusieron el punto y final a la noche. El público intentó respetar a los músicos, pero acabó abandonando en masa el teatro, comentando los mejores momentos y en busca de algún sitio abierto para deborar los recuerdos de un festival, que todavía nos guardaba una grata sorpresa: Southern Arts Society.

- La banda de Andy Jarman, ya no es una promesa. Southern Arts Society son ya una banda de músicos muy curtidos en diferentes grupos sevillanos, con un repertorio brillante y una inusual intensidad interpretativa, con especial mención a unos teclados realmente increibles. Como nos comentó Andy al presentarnos "The window" en el concierto que el domingo dieron como cierre de festival en la Sala Obbio, "sería un hit en un mundo paralelo perfecto". Pues bien, apliquen esa reflexión al grupo, que con temas como el citado "The window" o "This town"(dedicada a Sevilla), nos muestran lo mejor que ha hecho Jarman en su dilatada carrera.

A pesar de la poca presencia de público, de nuevo Rafa López ha acertado en un cartel muy compensado, en el que como casi siempre cuela algún grupo del que nadie espera nada y que nos sorprende a todos, pues si algo le debemos reconocer a Rafa, es su capacidad de descubrirnos grandes grupos...y ya van muchos. Solo queda que la ciudad le apoye, si puede ser, un poco mas que este año.

miércoles, 24 de marzo de 2010

Maga - A la hora del sol

Cuatro años después del Álbum Rojo, Maga vuelven con algunos cambios a presentarnos su nuevo trabajo. El trío sevillano ha cambiado de batería, si bien hacía tiempo que David García no aparecía en los créditos, siendo sustituido por Pablo Cabra, batería de Sr.Chinarro. Además para este disco han fichado por Mushroom Pillow, abandonando Limbo Starr con quien publicaron la trilogía Blanco - Negro - Rojo. Pero no todo son cambios. Jordi Gil vuelve a producirles, esta vez menos efectista que en grabaciones anteriores y cuidando al máximo cada detalle de una manera minuciosamente delicada, consiguiendo un pretendido sonido menos actual, mediante una grabación analógica de los temas y prácticamente con todos los instrumentos grabados a la vez, consiguiendo una sensación de directo. "A la hora del Sol" es su mejor disco hasta la fecha y nos muestra a unos Maga mas maduros y valientes y por primera vez, un disco sin temas menores.

"A la hora del sol" es un disco de transición, en el que quedan canciones del imaginario de sus primeros discos, pero que vive sus momentos mas intensos con letras mucho mas evidentes, sin funambulismos literarios ni imágenes imposibles. "Harás y romperás", "Si, pero no lo soy" y "Hoy" son el mejor ejemplo de la nueva dirección que toman sus letras, canciones en las que se reivindican("...siempre he podido elegir y equivocarme de almohada, por eso estoy aquí, no me arrepiento de nada...") incluso mostrandonos sin tapujos la intrahistoria de la composición("...se lo que voy a pensar cuando lea esto mañana, por algo lo escribí, no me arrepiento de nada..."). En "Hoy" esa reivindicación llega a rozar la autoayuda y como si Jorge Bucay reescribiera el guión de Titanic -permitidme la licencia- Miguel Rivera canta "...mientras siga vivo, no podréis conmigo, mientras siga vivo soy el rey del mundo...". Miguel y Javi Vega conforman un genial tándem compositivo, al que en este disco se les une el actor sevillano Manolo Solo, con el que trabajaron en la época del supergrupo La Lavadora, y que aporta la letra de "Si pero no lo soy", además de cantar unas líneas.
"Hasta despertar" es una preciosa canción con un ritmo hipnótico, en la que vasculan al rock pero suavizándola con armonías vocales y enriqueciéndola con coros y una rica instrumentación.

Prometedor regreso de la banda tras una larga espera, en la que la única falta es una portada horrorosa que no continúa con la serie de preciosas portadas que se iniciara con aquel Bidimensional E.P. hace casi una decácada.

martes, 16 de marzo de 2010

Joaquín Pascual - El ritmo de los acontecimientos

Decir que el enésimo proyecto de Joaquín Pascual es su trabajo más personal no sería ser fiel a la realidad, puesto que este superviviente de la escena independiente(veintidos años desde que comenzara su andadura en Surfin´Bichos, ahí es nada) lleva toda su carrera entregando discos que si de algo pueden presumir, es de haber sido elaborados desde una perspectiva y un discurso muy personales. Lo que si puedo asegurar es que "El ritmo de los acontecimientos" es su disco más descarnado y crudo, desnudo y carente de artificios, que nos permite acercarnos a la persona que hay tras el músico, tocar su corazón y meter los dedos en las llagas que han dejado las historias que nos cuenta a lo largo de las diecinueve canciones, que componen esta nueva andadura.

Compositor prolífico donde los haya, protagonizó la prehistoria del indie español con Surfin´Bichos, lo reinventó con Mercromina y se redimió con Travolta. Y ahora que decide romper con todo y al frente de Tórtel y de la mano de Jorge Pérez, vuelve a hacernos girar la vista hacia Albacete preguntándonos qué se le ocurrirá esta vez, de nuevo nos sorprende y se encierra en el estudio con su guitarra y sus canciones y sin mas ropaje que reverb, coros y alguna batería y teclados ocasionales, vomita canciones sobre envejecer con diginidad, mientras "la inercia de la vida y el efecto amor"nos arrastran en un viaje finito.
El encargado de grabar y mezclar el disco ha sido otro clásico de nuestra escena: Paco Loco, una vez más detrás de apuestas mas que interesantes, haciendo que las letras de Joaquín sean las protagonistas, sin apenas efectos tras los que esconderse o que distraigan al oyente.
Joaquín tiene que contarnos que cada día se viene abajo y que la lucha consigo mismo por recuperarse es lo que le libera("Todos los días tengo un accidente", "De paseo", "Debería estar contento"), que es un "Viejo cascarrabias" y que a veces añora su juventud, pero solo un momento, porque le gusta el tipo en el que se ha convertido("Una pena de camisa", "Colapso temporal"):
"Descubrí al guardar la ropa de invierno una antigua camisa.
Y pensé, por qué no me la vuelvo a poner para ser como era.
Pero al fin la tiré porque estaba muy vieja..."
Joaquín no quiere que le den explicaciones, porque no quiere que se las pidan a él("Solo te pedí un cigarro"), pero nos pide que hagamos un ejercicio por entender su pequeño mundo, su mundo interior tras sus palabras y sus melodias("Jugando al escondite"). Tiene palabras para el amor que perdió("Ella me atropelló") y fuerza para desear amar de nuevo("La unión y la fuerza").
"El ritmo de los acontecimientos" es el disco resultante de aplicar un altavoz a los miedos y pensamientos mas intimos de Joaquín Pascual. Joaquin, te sienta muy bien la madurez.
Para esta ocasión, Joaquín ha decidido fichar con El Genio Equivocado además de autoditarse con El ritmo de los acontecimientos, su sello propio. Para los 200 primeros compradores en la tienda on line de el Genio, habrá de regalo un delicioso single con una versión alternativa de "Nos miramos a los ojos" además de dos canciones nuevas.

sábado, 13 de marzo de 2010

Francisco Nixon y Ricardo Vicente - Gloria y la belleza sureña

Tomarle el pulso a la carrera de Fran Fernández, es tomárselo al estado del indie español de los últimos veinte años. Miembro de honor por méritos propios de aquel movimiento bautizado por la crítica como Xixon Sound, ha grabado en sellos tan representativos de la música de nuestro país como Subterfuge, Siesta, Astro, Mushroom Pillows, RCA....con bandas como Australian Blonde, La Costa Brava, y ahora con su proyecto Francisco Nixon. Fue uno de los primeros en protagonizar la transición del inglés al español en las letras y ha trabajado con gente tan importante en la escena musical como Paco Loco, Steve Wynn, Sergio Algora, Andrés Perruca...y ahora Richi(Ricardo Vicente), con el que forma un tándem inseparable desde hace años, (desde aquel Contempopránea de 2004, en que Richi tocó con Tachenko y Fran con La Costa Brava), de gran creatividad compositiva.

Además Fran es un tipo generoso, puesto que el Ep "Gloria y la belleza sureña", está firmado por primera vez por Francisco Nixon y Ricardo Vicente, componiendo cada uno, tres de los seis temas que conforman el total. La producción corre a cargo de los dos y de Paco Loco.
Richi abre el Ep con "San Fernando", su oda a la localidad gaditana en la que transita entre la psicodelia de The Beatles y el pop fronterizo próximo al spaghetti western, mundo por el que tan bien se mueve Paco Loco. Sus otros dos temas son, la radiable "A cielo raso"(¿soy el único al que le recuerda a Calamaro?) y "Banderas rojas, final feliz", guiño a la canción "Banderas rojas" del primer disco de Francisco Nixon, "Es perfecta".
Las canciones de Fran, menos optimistas que las de Richi, vuelven a sorprendernos tanto por la temática como por la manera de contar historias, en un nuevo alarde de genialidad a la hora de escribir. "Lo que Jekyll le dijo a Hyde", encripta tras el Dr Jekyll y Mr Hyde, el fin de una relación de pareja, utilizando las palabras que ningún enamorado quiere oir: "Te quiero decir la verdad, nos vamos a separar, lo estuve pensando.". Paco Loco refuerza la intensidad de la canción con unas baterías que parecen sonar desde el espacio. En "Déjame intentarlo", es su mini moog el que le da calidez a la canción. Pero la canción mas bonita y emotiva del Ep es, sin duda alguna"Llegaste tarde", en la que alguien pide disculpas por haber muerto antes de declararle su amor a su chica: "...sabes que no tengo el don de la oportunidad...". Es ésta una de esas canciones que te hacen llorar, pero que no puedes parar de escuchar.
"Has llegado tarde a mi funeral, hasta el último momento te has hecho de rogar. Con el vestido rojo, como te pedí, eres demasiado buena para mi."
Dieciocho minutos de Ep que se hacen cortísimos y que nos dan muestras del estupendo estado creativo en que se encuentran Fran y Richi.

jueves, 11 de marzo de 2010

Christina Rosenvinge en La Música Contada

Nuevo capítulo dentro del ciclo de La Música Contada, esta vez en Sevilla y con Christina Rosenvinge como protagonista. Como en citas anteriores el escenario será el Teatro Central, que ya ardiera allá por octubre con la desgarradora y entrañable interpretación de Jota y Florent en el mismo formato.
Y es que el discofórum en concierto es un evento diferente, con la emotividad flotando en el ambiente y donde se rompen las barreras entre público y artista. Christina dice de ella misma "en música soy miembro honorario de la Cofradía de la Pena", así que id preparando los corazones. En su repertorio a parte canciones propias, versiones de las canciones que hayan marcado su vida ( en Córdoba tocó entre otras "Hallelujah" de Leonard Cohen, o "After Hours" de The Velvet Underground) y se espera algún adelanto de su próximo disco "Jorge y yo". La propia Christina Rosenvinge introducirá cada canción, contando sus experiencias y vivencias personales. Al final del concierto y como viene siendo habitual en este formato, los asistentes podrán hacerle las preguntas que siempre han querido a esta diva del maldistismo.
El próximo 26 de marzo a las 21:00 horas, id guardando un espacio en vuestro recuerdo para este discofórum en directo, pues os aseguro que será una cita de la que se hablará durante bastante tiempo.

miércoles, 10 de marzo de 2010

Los Punsetes - LP2

Debe ser muy complicado enfrentarse a la elaboración de un segundo disco, cuando el primero ha sido un completo éxito. Debe dar mucho vértigo. Pero como ellos mismos dicen en "De moda":

"...no te preocupes, vas a ponerte de moda, haciendo exactamente eso que haces tú...".


Cuando nos enteramos de que David Rodríguez sería el productor del disco, para muchos fans de Los Punsetes saltaron las alarmas. Muchos lo consideran el culpable de que el sonido del álbum de debut de La Bien Querida no convenciera a todos, mientras que su maqueta fue considerada una joya para crítica y público. Pero el riesgo es un caldo de cultivo para las ideas geniales y como muestra, ahí está el ritmo bailable de "9.6". Creo que el carácter algo huraño del ex-Beef, también tuvo algo que ver con esa sensación de alarma generalizada(pudimos comprobar su carácter en su actuación al frente de Las Estrellas de David en el Nocturama de 2009), pero amigos, esto no es un concurso de popularidad(Phil Spector no ha pasado a la posteridad por ser un dechado de simpatías, como ha demostrado el tiempo) y lo único cierto es que David ha producido el mejor disco nacional de 2009 y el que tiene muchas posibilidades de serlo de 2010.

David ha sabido dar continuismo al universo de Los Punsetes. La fórmula sigue siendo la misma que en su primer disco, guitarras sucias, baterias muy marcadas, melodías sencillas y pegadizas, letras irónicas e ingeniosas que hablan con una mezcla de humor y crudeza de muerte, alcohol, asesinatos, frustración, sexo...si bien ha incluido algunos nuevos matices, como guitarras acústicas y distorsiones más limpias. También la voz de Ariadna suena ligeramente mas grave, a la par que se hacen mas audibles las letras que entona.

Incluso se aprecia cierto ejercicio de simetría en el orden de las canciones con respecto a su primer disco: "Los cervatillos" canción con la que abren el disco es una canción emparentada en forma con "Fondo de armario", su single "Tus amigos" es la tercera canción, como ocurría con "Dos policias" en su primer LP. En ambos discos la cuarta canción tiene al alcohol como tema conductor ("El Escorial" y "Vicio") y la última canción habla sobre la muerte("Maricas" y "Cien metros para el cementerio").
En lo que a canciones respecta, este disco me parece mas completo que su predecesor, con maravillas como "Tus amigos" donde se ahonda de manera irónica en las relaciones posesivas("Que les den por culo a tus amigos, pasa de ellos y ven conmigo. Tu trabajo me toca las pelotas, conmigo ya tienes de sobra"), su particular visión del hype en "De moda", "Cervatillos" en la que afirman lo contrario que hace unos años nos decían desde Walt Disney ("...lo importante siempre está en el exterior..."), "Estilo" con su ácido y políticamente incorrecto estribillo("...las formas y colores de esas camisetas, a las chicas los Ramones se les pegan a las tetas..."), o "Creo que creo en Satanás" con un inquitante diálogo bajo-Ariadna. Pero a pesar de lo divertido de sus letras, siempre queda al final una sensación dramática, un regusto a inadaptado, que se hace mas que patente en "La manera de acertar".
El disco se cierra con "Cien metros para el cementerio", donde se nota más la mano de David, con un sonido diferente al del resto del disco, fresco y muy excitante.
LP2 es la manera sublime de volver, de un grupo que va camino de ser uno de los mas importantes del panorama español de los últimos tiempos.
¿Grandes? No, muy grandes....¡gigantes!

jueves, 4 de marzo de 2010

Igloo - La transición de fase


Hay que rendirse a la evidencia de que nos vamos haciendo mayores y de que muchos de los grupos que hemos visto nacer y crecer, han llegado a convertirse en referentes de nuevas generaciones y bandas que han surgido en los últimos años.

Ese es el caso de los gallegos Igloo, una banda que desde la primera escucha desprende una clara influencia de los sevillanos Maga, tanto en las melodías vocales, como en las letras, reivindicando su derecho a hacer música próxima a la que a ellos les emociona. Y esa es una actitud muy honesta. No olvidemos que en una de las joyas del indie nacional, "Super 8" de Los Planetas, la influencia de Joy Division era mas que evidente, e incluso se permitían hacer una canción como "Desorden", en clara alusión a "Disorder" de la banda británica y que para colmo, hablaba sobre el suidio de Ian Curtis.

En "La transición de fase", esas influencias se hacen muy patentes, sobre todo en "Sin mentiras" tercer corte del álbum en la que colabora el mismísimo Miguel Rivera, todo un lujo en una canción preciosa con un final próximo al shoegazer y con una letra increible:

"...es que con estas cosas yo no se mentir, me limito al silencio cada vez que me preguntan por ti, yo que inventaba las historias más ridículas, yo que construía laberintos con nombres que no existen...".

En "Veranos del oso bipolar", transitan por un universo mas duro, aunque las melodías vocales siempre son pausadas y cálidas, no dejándose llevar por el marasmo de guitarras que marcan el ritmo de la canción con rasgueos ácidos.

En la segunda mitad del disco, basculan hacia un sonido descaradamente bailable, con bajos tratados con efectos, disparados con contundencia directamente hacia la boca del estómago y con guitarras que suenan a contratiempo, marcando el camino hacia la pista de baile. "Azul casi transparente" y sobre todo "Todos somos átomos", harán las delicias del sábado noche en nuestro club favorito.

"La transición de fase" es un disco cuya escucha no te pasará desapercibida, una declaración de intenciones de músicos sin prejuicios, que requiere de una escucha sin prejuicios. ¿Estás preparado para semejante reto? El esfuerzo merece la pena.

Francisco Nixon - Sala Obbio

Hace tiempo que los conciertos de Fran Fernández, al frente de cualquiera de sus proyectos, se han convertido en una celebración. Da igual que haya problemas técnicos, que se rompa una cuerda de su guitarra, o que se equivoque de acorde y tenga que comenzar la canción de nuevo. Fran consiguió el estatus de mito del indie hace 17 años, cuando la canción "Chup Chup" se convirtió en himno de una generación y su banda Australian Blonde pasó a ser estandarte del llamado Xixon Sound. Desde entonces su cancionero ha crecido tanto que en un concierto como el de anoche, de casi hora y media, se ve obligado a dejar fuera del set list algunas de sus mejores canciones como "Hazte camarera" o "Brackets".


Aunque el concierto empezó con mas de media hora de retraso, nada más salir Richi al escenario y al grito del público de "¡Arena, cemento, Richi monumento!", pudimos constatar que la sala estaba entregada de antemano. Suenan los acordes de "Erasmus borrachas" y comienza la magia. Ya no pararíamos de emocionarnos hasta las doce, hora hasta la que se permiten conciertos en el local, y en la que Fran y Richi entonan, después de pedir ayuda al público, "La vida sigue igual" de Julio Iglesias, canción con la que solían finalilzar los conciertos de La Costa Brava. Antes de eso, han sonado "Alumno o profesor", "Banderas rojas", "Me casaré cuando me enamore", "Museo Británico", "Nadia", "Vagamos por las calles"...y de la etapa de La Costa Brava, "El cumpleaños de Ronaldo", "Copas de yate", "Natalia Berbeke", "Canción de regalo", "Dejesé querer por una loca" y una entrañable interpretación de "33", con los característicos movimientos de cadera de Richi al son de la melodía y con un especial detalle de los fans, unos bocadillos como los de los comics en los que se leía un 33.


En un momento de la actuación, Richi está solo en el escenario, mientras Fran cambia una cuerda a su guitarra y una fan le tira un sujetador con tan buena puntería, que se queda colgado del micrófono de Richi. La cara de asombro y de timidez de Richi es genial. Nos confiesa que es la primera vez que le pasa algo así.

El único detalle negativo del concierto, fue la falta de público, en torno a cien personas, pero ésto hizo que fuera algo mas cercano y emotivo.

En "Alumno o profesor", Fran canta "...qué fui para ti, no lo sé, alumno o profesor...", y yo no se qué será para ti, pero para mi Fran ya hace tiempo que se doctoró en el difícil arte de hacer canciones entrañables.

miércoles, 3 de marzo de 2010

Mi Pequeña Radio - Esquiando hacia arriba

Mi Pequeña Radio es el nuevo proyecto del oscense David Tabueña, quien ya formara parte del grupo Less, afincado en Madrid a finales de los 90. David lleva años compaginando la actividad al frente de sus diferentes bandas con las tareas de producción. Esa experiencia en lo que a producción se refiere, se refleja en el sonido del disco, lleno de matices que enriquecen unas melodías en continua búsqueda de la canción perfecta.
Con la primera escucha, pensé que si este disco hubiera sido concebido hace 10 años, hubiera posicionado sin ninguna duda, a Mi Pequeña Radio en los altares del indie patrio como banda de culto. El momento del que hablo, es aquel en el que los Flow de "Sensazione" rompieron los cánones que marcaba la dictadura del noise-pop, para atreverse a esxperimentar con la bossa, el techno pop, o el pop sin ningún tipo de pretensión ni atadura. "Esquiando hacia arriba" conserva el mismo espíruto que aquella joya de los cordobeses, si bien su discurso está tamizado con los cánones estéticos actuales. Y ahora que estamos inmersos en un revival de los ochenta, la versión de "Ni tu ni nadie" de Alaska y Dinarama y una voz que por momentos me recuerda a Santiago Auserón, son su particular homenaje a la movida.
"Esquiando hacia arriba" es una demostración de buen gusto musical, un compendio de influencias y experiencias que te hacen sonreir, porque descubres las tuyas flotando en el aire, cantadas por una voz que no es la tuya.
The Dandy Warhols, The Strokes, La Casa Azul, ... tienen cabida en sus canciones, en las que una letras inocentes, rozando lo naif, hacen que el oyente las sienta como propias.
Y entre todas las canciones, mi favorita: "Cien años enteros", una maravilla a la que el mini moog dota de alma propia y con una letra preciosa de las que se te clavan en el corazón:
"... tus besos, tus dedos, tus ojos, tu pelo,
tus miedos, tu risa, tu encanto, tus celos,
lo bueno, lo malo, todo me lo quedo,
se van a hacer cortos cien años enteros...".
"Esquiando hacia arriba" no cambiará el panorama musical nacional, pero te hará pasar buenos momentos y sonreir recordando cuando soñabamos que era posible cambiarlo.