viernes, 1 de octubre de 2010

Concierto U2 - Sevilla 30 de Septiembre 2010

Fecha histórica la del 30 de septiembre. Tras varios intentos fallidos, por fin los irlandeses desembarcaron su mastodóntico escenario en tierras hispalenses. Ni una huelga general, ni la crisis, ni el caos organizativo de una ciudad sobredimensionada por la ocasión, consiguieron eclipsar a unas estrellas que llevan años brillando con luz propia. Y es que pese a quien le pese, U2 son las últimas estrellas de rock en el sentido más clásico de la acepción.
Nada mas entrar en el Estadio Olímpico, la visulización del escenario y de "la garra" te engulle y es que, como ellos mismos dijeron al final del concierto al agradecer a la agencia de management, lo que U2 desplazan en cada concierto es mas que un sueño, una locura.
Sobre el escenario, un reloj que marca el tiempo restante para que comience el concierto. Suena "Space Oddity", el reloj comienza a disolverse y el público estalla en gritos mientras vemos a U2 en las pantallas gigantes dirigiendose al escenario, mientras suena "Return Of The Stingray Guitar", tremendamente concentrados como aquellos que se dirijen al patíbulo, a un pelotón de fusilamiento conformado por 80 mil personas. La ovación es tremenda, por las emociones y los sentimientos tantos años acantonados en nuestros corazones. Recuerdo encontrar a un amigo entre el público, con las lágrimas saltadas diciéndome"llevo 25 años esperando ésto". Hasta ahí todo bien....pero suena "Beautiful Day" y algo empieza a rondar mi cabeza...cuando oigo que la siguiente canción es "New Year´s Day" mis peores miedos se confirman: U2 van a obsequiarnos con un concierto de hits, como si de una gira de despedida se tratase, dando poca cabida a las canciones de No Line on the Horizon. ¿Pero no se trataba de la gira de este disco? Si ni ellos mismos confían en su nuevo trabajo...mala señal. Recuperan el rumbo de lo lógico, con la extremadamente comercial "Get on your boots" y la magnífica(perdón por lo redundante) "Magnificent".
Primer acercamiento a Achtung Baby con "Mysterious Way", con la clásica bailarina y su danza del vientre(la sombre de ZOO TV, es muy larga) y "Until the end of the world", previa interpretación de "Elevation", con la que por primera vez en la noche Bono se mete al público en el bolsillo. Momento ahora de rememorar uno de los discos mas importantes de la historia del rock, The Joshua Tree. Suena "I Still Haven´t Found What I´m Looking For" y la emoción y el llanto rondan el estadio. Todos cantan a coro este himno generacional, pero yo no puedo dejar de pesar que tampoco he encontrado lo que ando buscando...ésto no es lo que esperaba encontrar. Ya van nueve canciones y solo han sonado dos de su último trabajo. En este momento, Bono habla de su estrecha relación con España y da las gracias por poder estar aquí con sus tres mejores amigos. Nos da la enhorabuena por haber ganado el mundial y compara a cada miembro del grupo con uno de los jugadores de la selección. De esta manera Adam Clayton es Iker Casillas, Larry Mullen es "el niño" Fernando Torres, The Edge es Xavi o Iniesta(Bono no se aclara en ésto) y él es Sergio Ramos, supongo que mal asesorado porque por aquí el sevillano no cae muy bien, por su mala salida de uno de los equipos de la ciudad. Repitiendo gags de ZOO TV, al tocar "Spanish Eyes", Bono sube a una chica del público y por momentos creo ver como Bono tiene que echar la cabeza atrás, porque la chica está intentando besarle. A pesar de la edad, Bono sigue teniendo un fuerte atractivo. Pero si hubo un momento lleno de emoción, este fue el que se vivió con "Miss Sarajevo", cuando Bono interpretó la parte que cantara Pavarotti. Un momento realmente delicioso. Se nos vuelven a escapar las lágrimas al escuchar la emotiva "City of Blinding Lights" y volvemos a saltar como quinceañeros cuando interpretan "Vertigo". Primer pastiche de la noche: deleznable mezcla de "Relax(dont´t do it)" de Frankie goes to Hollywood y una versión disco de "I´ll go crazy if I don´t go crazy tonight", que por momentos nos hizo temer que interpretaran "Discotheque". Esta primera parte del concierto finaliza con "In a little while" y la insustituible en cualquier gira y pasen los años que pasen "Sunday Bloody Sunday", con video incluído por la causa Palestina.
Llegados a este punto, en las geniales giras de Zoo TV y PopMart llegaban los alter egos de Bono, The Fly y Mr MacPhisto respectivamente. En esta gira, esos momentos llenos de situaciones "imprevistas" e impactantes, han sido sustituidas por los discursos solidarios y apoyo a personajes comprometidos. Francamente, el show decae bastante.
Aparece en las pantallas el premio Nobel Desmond Tutu, agradeciendo la investigación en la lucha contra el sida. Momentos después, la banda interpreta "One", canción que Bono compuso por un amigo que murió de sida. Fin de concierto, con la celebradísima por el por el público "Where the streets have no name", "Ultra violet(light my way)" donde Bono interpreta la canción con una chaqueta y un micrófono luminosos, una descafeinada "With or without you" donde lo mejor fue la inesperada interpretación del estribillo, por parte del público una vez finalizada la canción y un soso final con "Moment of surrender".
Un concierto de diez en cuanto a emotividad y recuerdos, con momentos deliciosos y un espectáculo técnico sobrecogedor, pero en lo músical los irlandeses se portaron como dinosaurios del rock. O eso, o U2 han salido a dar una gira de provincias. Prefiero pensar eso, porque quiero seguir confiando en su capacidad creativa.

1 comentario:

  1. Creo que otra cuestión importante sería preguntarse cuántos aspirantes a dinosaurios del rock nos encontramos en el panorama musical actual, nacional e internacional... o más bien nos encontrmos con músicos efímeros con algún hits...cuestión de preferencias o de que todo tenga cabida...?
    Musicalmente hablando el show me pareció impecable...el sonido del estadio por momentos regular, pero el directo de ellos, aún interpretando hits, es impactante...

    ResponderEliminar