domingo, 12 de diciembre de 2010

Maika Makovski, Sala Malandar, viernes 26 noviembre

Una noche lluviosa, oscura y meláncolica, se apoderó de Sevilla el día en que Maika Makovski, ese diablo del rock con forma de bella mujer enfundada en mallas de cuero y con botas de motera, visitó la ciudad. El romance entre la ciudad y la mallorquina, comenzó en junio del presente año, cuando la actuación de la Makovski en la edición de 2010 del Territorios dejó boquiabiertos a los asistentes. A pesar del idilio, el tinte pseudoapocalíptico de la noche hizo que algo menos de media entrada asistiera a la cita en la Malandar.
Adentrándose en lo mas profundo del subconsciente, en la caverna en la que habitan las emociones más íntimas y rodeada por las tinieblas del deseo, Maika comienza su actuación arrancando a su guitarra esos riffs cadenciosos de "Games of doses". Apoyada en la sublime guitarra del maestro Oscar Benas y con un sensual contoneo de caderas, suenan "No blood", "Lava Love", "Friends", "Devil tricks" o "The Bastard and the Tramp".

Los asistentes expresan su cariño a Maika, que se siente muy comoda y cercana al público y nos confiesa que por sus venas corre sangre andaluza, ya que su abuela es de un pueblo de la provincia de Sevilla. Recuerdos de un concierto en Extremadura, con accidente sobre el escenario incluido, jalonan una interpretación en solitario de la mallorquina de un tema nuevo, todavía sin nombre, cuyo espectacular timbre final me recuerda el "So Broken" que Björk y Raimundo Amador grabaran allá por 1997.

Un bis conformado por "Ruled by Mars" y "Like I Owe You" , con chiste incluido de Juan Carlos Luque bajista de la banda, terminan una actuación en la que el publico sigue pidiendo más y más temas.

Íntimo y muy cercano, el "espectaculo de variedades" que nos ofreció Maika Makovski y su banda fue de una maestría feroz. Ya estamos con ganas de poder disfrutar de nuevo de su directo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario