miércoles, 9 de marzo de 2011

I Am Dive, Salón Multiusos Pabellón de Uruguay, 8 de marzo


La lluvia caía sobre Sevilla y convertía en gris un frío martes de marzo, alejando de nuestras mentes el temor a una primavera pasada por agua, por aquello del refranero popular. Y es que durante el cálido febrero recién pasado, muchos nos acordamos de aquello de "cuando marzo mayea...".
En este lluvioso marco, I Am Dive comienzan en Sevilla una mini gira que les llevará por diversos puntos de Andalucía. I Am Dive es el proyecto paralelo de Esteban Ruiz de The Baltic Sea, proyecto del que también forma parte José Pérez de Blacanova desde hace unos meses.
Los sevillanos actuaban invitados por la Delegación de Cultura de Ciencias del Trabajo en el salón multiusos del Pabellón de Uruguay, en uno de esos conciertos extrañamente ubicados. La lluvia y sobre todo el partido televisado entre el Barcelona y el Arsenal, hicieron que unas escasas 20 personas asistiéramos al concierto.
Las canciones de I Am Dive suenan a amaneceres de invierno, a confesiones hechas en formato acústico. Rememoran bosques helados, incendios de emociones y con su sonido desnudo se alían con la particular arquitectura de la sala, que provoca en la actuación un peculiar efecto catedral dotando a las canciones de un reverb natural. Prevemos que va a ser un concierto muy especial.
Comienza a sonar "Way Too Much" mostrando a Esteban roto, cantando con una melancolía y una profundidad vocal como nunca antes le he oído. "The Years Rise Like The Dead" o "The Shoals" son canciones llenas de angustia y provistas de una tristeza infinita, canciones desnudas que José Blacanova reviste con una espiral de distorsión. "These Days Won´t Ever Be Deleted", "Northern Lights" o "The Ghost In The Funeral Spark" tienen un tratamiento especial, casi sintético si me permitís la expresión, con la incorporación de cajas de ritmos y sintetizadores lanzados desde el Mac de Jose Blacanova y con las voces de Esteban tratadas con un DL4 sonando como miles de llantos, como quebradizos susurros industriales. Se despiden con "Summer Camp" dejando claro que la lluvia le sienta muy bien a I Am Dive, que es ya un proyecto de al menos tanta importancia y tanto bagaje emocional como The Baltic Sea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario